Eficiencia y motivación en el trabajo

 

Hablar de un equipo eficaz es hablar de un equipo productivo, que ofrezca el máximo de sí en beneficio de la empresa, institución u organismo para el que trabaja. Y conseguir equipos productivos no es ni más ni menos que conseguir equipos motivados, que tengan sólidas razones para luchar por la productividad.

Un equipo es un grupo de personas dotado de determinadas habilidades y actitudes y con una organización concreta, que conforma el motor de la empresa. Para ser operativo necesita lo que cualquier otro motor: el encendido, que lo pone y lo mantiene en marcha, y el combustible, que le permite funcionar. Dependiendo de sus características y de la cantidad y tipo de combustible el motor será un equipo más o menos eficaz, alcanzará mayor o menor productividad.

Pero… ¿Cuál es el combustible que necesita un equipo para ganarse el calificativo de eficiente? Aquel que reúne tres componentes fundamentales: motivación, comunicación e implicación.

Este motor ha de ser encendido y mantenido constantemente por un líder que se ocupa de ponerlo en marcha y de procurar un mantenimiento adecuado. Será el líder el que mueva y guíe al equipo de trabajo para lograr no sólo resultados positivos sino un clima laboral en el que todos los miembros encuentran motivos para seguir esforzándose.

Así, conseguir un equipo eficiente consiste en armonizar un equipo motivado, que sepa comunicarse y demuestre una total implicación con la compañía en la que trabaja.

Información adicional

Cícero Formación S.L.

C/ Isabel Colbran, 10 -4ª - puerta 109 28050-Madrid

Tel. +34 91 750 06 40 - Fax. +34 91 750 06 41

ISO 9001 ISO 14001