Dirección de personas y toma de decisiones

 

Para bien o para mal, la vida de cada individuo se constituye fruto de una serie de decisiones que ha ido tomando en el pasado, que toma en el presente y que tomará en el futuro. Uno va fijándose objetivos vitales más o menos definidos, más o menos fáciles de alcanzar y toma decisiones para intentar alcanzar esos objetivos.

Por eso, frecuentemente nos encontramos en encrucijadas ante las que hemos de posicionarnos: hay que escoger entre varias alternativas para poder seguir avanzando. Elegir una de estas alternativas y desechar las otras supone tomar una decisión.

Tomar decisiones es luchar contra la incertidumbre. Cuando las alternativas son pocas y existe una gran diferencia entre ellas, elegir no es una tarea difícil; pero todo se complica cuando las opciones son muchas o están poco diferenciadas; por otra parte, las dudas aumentan en función de la importancia de la decisión, es decir, de las consecuencias que pueden derivarse de ella.

Igual que en la vida, en el camino que recorre un líder con su equipo se presentan innumerables circunstancias ante las que hay que tomar decisiones. Según estudios realizados por DePaul University de Chicago, un directivo toma un promedio de una decisión cada nueve minutos, lo que suma más de cincuenta decisiones diarias, más de diez mil al año. Como cada decisión es una oportunidad de acertar o equivocarse, parece importante que el líder de un equipo se entrene en la toma de decisiones.

Dentro de un equipo de trabajo se afrontan decisiones que afectan a diferentes frentes: las relacionadas directamente con los objetivos corporativos, las que se refieren al funcionamiento o gestión, aquéllas que competen a los miembros del equipo… A todas ellas ha de enfrentarse el líder de manera decidida, clara y segura.

Información adicional

Cícero Formación S.L.

C/ Isabel Colbran, 10 -4ª - puerta 109 28050-Madrid

Tel. +34 91 750 06 40 - Fax. +34 91 750 06 41

ISO 9001 ISO 14001